En todo el mundo se consume arroz. Este cereal es la base de la alimentación de muchos países y, con el paso del tiempo, cada uno de ellos ha ido desarrollado su peculiar manera de cocinarlo.

En el Mediterráneo el arroz es algo más que un alimento, es una forma de expresión, unida a una modo de vida. Podríamos resumirlo así: Italia tiene el risotto y España la paella.

La paella toma su nombre del recipiente en el que se cocina. En lengua catalana “paella” significa “sartén”. Una sartén de hierro de bordes muy bajos y con dos asas, la paella.

Es el hierro el que le da al arroz la textura y sabor inconfundible de la paella. Pero, si lo que queremos es un arroz meloso, conseguir una textura entre seca y caldosa, entonces será mejor cocinarlo en una cazuela de barro.

En próximos artículos os iremos mostrando algunas de nuestras deliciosas recetas de arroz y paellas.

¡No os las podéis perder!